Ingredientes

  • 2 rebanadas de pan
  • 30 g de mantequilla
  • 5 bayas de enebro
  • 4 cucharadas de vinagre de sidra de manzana
  • 4 cucharadas de zumo de manzana
  • 1 cucharadita de mostaza
  • 2 cucharaditas de rábano picante (de un recipiente)
  • Sal y pimienta
  • 6 cucharadas de aceite
  • 400 g de remolachas rojas (peladas y cocidas)
  • 4 cucharadas de cebolleta
  • 125 g de mezcla de ensalada
  • 1 manzana grande Kanzi® (aproximadamente 220 g)
  • 200 g de filete de trucha ahumada

Sugerencias de preparación

  1. Corte el pan en cubos pequeños. Espume la mantequilla en una sartén, aplaste las bayas de enebro en mortero y saltee brevemente en la sartén. Agregue el pan y tueste hasta que esté dorado y crujiente, sacudiendo de vez en cuando. Retire los crutones y deje que se enfríen.
  2. Bata el vinagre, el zumo, la mostaza, el rábano picante, la sal, la pimienta y el aceite. Corte las remolachas rojas en cubos de 1 cm. Mezcle las cebolletas con la mitad de la vinagreta, agregue sal y pimienta para sazonar. Lave las hojas de la ensalada y séquelas. Mezcle la ensalada con el resto de la vinagreta.
  3. Lave la manzana y séquela. Córtela en cuartos y quite las semillas. Corte los cuartos longitudinalmente en rodajas finas, mezcle con la remolacha roja.
  4. Sirva la ensalada en 4 platos. Coloque la mezcla de remolacha roja y manzana en la parte superior. Corte el filete de trucha en trozos y colóquelos en los platos. Espolvoree las bayas de enebro sobre los crutones.

Consejo: Si no desea que las rodajas de manzana se doren, puede mezclarlas con la ensalada.