Ingredientes

  • 4 manzanas Kanzi®
  • 100 g de azúcar
  • 50 g de arándanos secos
  • 100 g de harina
  • 50 g de harina de almendras
  • 50 g de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de extracto de almendras
  • 50 g de almendras laminadas
  • pizca de sal
  • 100 g de mantequilla fría, en trozos pequeños
  • 300 g de yogur griego
  • 1 vaina de vainilla
  • 2 cucharadas de miel
  • 300 g de fruta (por ejemplo, fresas, frambuesas o arándanos)
  • 2 cucharadas de azúcar glas

Sugerencias de preparación

Para 8 raciones

Preparación: 20 min.

Cocinado: 25 min.

  1. Pela las manzanas Kanzi® y córtalas en cuadrados de 1,5 cm.
  2. Mezclar los cuadrados con 75 g de azúcar. Marinar durante una hora, removiendo ocasionalmente.
  3. Pon los cuadrados en un tamiz y deja escurrir. Vuelve a colocarlos en un tazón y mezcla con los arándanos.
  4. Precalienta el horno a 180°C.
  5. Mezcla el resto del azúcar, incluido el azúcar moreno, en un bol con la harina, la harina de almendras, el extracto de almendras, 30 g de las almendras laminadas y la sal. Añade la mantequilla y mezcla con la punta de los dedos hasta que se convierta en una masa desmenuzable.
  6. Cubre el fondo de una fuente de horno con el relleno de manzana. Coloca la masa desmenuzable sobre ella y espolvorea con el resto de las almendras laminadas.
  7. Hornea durante 25 min.
  8. Corta la vaina de vainilla por la mitad a lo largo y retira las semillas. Mezcla las semillas y la miel en el yogur.
  9. Sirve el crumble de manzana con el yogur de vainilla y la fruta. Espolvorea con azúcar glas.